Bombas Salvadoreñas

Pasando por tu casa
me tiraste un limón,
el limón cayó en el suelo
y el zumo en mi corazón.

Viva la clara estrella,
viva el sol, viva la luna,
vivan las niñas bonitas,
el amor y la fortuna.

Del cielo bajó un pañuelo
bordado de mil colores,
y en cada esquina decía:
estrella de mis amores.

Rosa, rosita, rosada,
cortada al amanecer.
Apenas te voy queriendo
y ya me vas a aborrecer.

Bomba, bomba,
nariz de moronga.
Andá donde el herrero
para que te la componga.

Bomba me pedís,
como que fuera cuetero.
Bombas te daré
que te cueste tu dinero.

En la puerta de tu casa
voy a poner un letrero
con seis palabras que digan:
Por aquí se sube al cielo.

Nunca te enamores
del amor ajeno.
Porque tarde o temprano
aparecerá su dueño.

De lejanas tierras veniste
dando vueltas a San Vicente,
tan solo para venirte a ver
ese colocho en la frente.

Cuando vayas al campo,
nunca cortes flores moradas.
Porque tus padres dirán
que de mi estás enamorada.

Aquí te entrego esta flor,
que no es flor, ni maravilla.
Pero puesto en tus manos
será una flor de Castilla.

MEMORDIAZ

SIGUEN LAS BOMBAS DE ROQUE DALTON
VAYA A LEER MAS PAJA AL CALLEJON DE HUMORISMO
VAYASE MUCHO A LA...PAGINA DE INICIO DE CUSCATLAN