6 DE AGOSTO DE 1526

        ¿Festejando un Genocidio Bajo la Excusa Divina?

        La conquista de todo el país cuzcatleco finalizó en una batalla realizada el 6 de Agosto de 1526, casi dos años después de la invasión conquistadora. El cronista y fraile Domingo Juarros dice en su libro "Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala".-(1808)- que a raíz de esta batalla es que la nueva capital de la futura república de El Salvador recibió su nombre de "Salvador"... "En honor del divino salvador del mundo" se nos dice. ¿Verdad o falacia? Y aunque es cierto que ese día se celebra la Transfiguración de Cristo en las calendas y así se nos ha enseñado a través de los siglos. ¿Se nos habrá falseado enseñándonos a vanagloriar y celebrar nuestra propia derrota, nuestro propio aniquilamiento, a blasonar en marcha y desfile la pérdida de nuestra riqueza cultural y nuestra herencia ancestral?... Así como la verdad es fácil ocultarla a los hombres, la mentira repetida mil veces llega a ser verdad, pero es muy difícil ocultarla a la historia, la cual toma su tiempo, pero la descubre... La Historia nunca termina de escribirse.
       
Esto transcribió, en 1914, el historiador Santiago Ignacio Barberena, que aunque trata de endulzar la verdad sobre el nombre en su tratado sobre la Historia de El Salvador, al menos provee los datos opuestos y deja al raciocinio del lector su análisis e investigación; después de todo, Barberena estaba contratado por el gobierno de turno (1914) para escribir su libro:
       "Este caballero (Don Jorge de Alvarado), -dice el P. Juarros-, digno hermano de don Pedro, para tener sujeta la provincia de Cuscatlán, que era una de las más ricas de esta Gobernación, dispuso se fundase en ella una villa Española, a que nombró Salvador, por haberse ganado la ultima batalla que sujetó esta provincia a los Españoles (subrayado mío), el 6 de Agosto de 1526, día en que la Iglesia celebra la Transfiguración del Señor y por esta misma razón se dedicó la Iglesia parroquial al Salvador y se hacía la reseña de este triunfo, sacando el real pendón la víspera y día de dicha fiesta, por las calles principales, con lucido acompañamiento de Caballeros. Mas esta pomposa ceremonia se ha trasladado a la pascua de Navidad, en atención a que el expresado día 6 de Agosto están en sus haciendas casi todos los vecinos de esta ciudad y que es tiempo de lluvias en estos países. Llegaron a Cuscatlán los Españoles que envió Jorge de Alvarado a fundar la referida villa, que todos eran de la primera nobleza de Guatemala, a fines de marzo de 1528, y escogido el sitio para plantar la población, el día 19 de abril de dicho año establecieron y fundaron la Villa de San Salvador"
       
El cronista dominico Padre Juarros -citado por Barberena y cuyo compendio pasó por mis manos- agrega que para el 6 de agosto se sacaba en triunfo la espada del sanguinario Pedro de Alvarado que se guardaba celosamente en la hoy ciudad de Mejicanos. Santiago Ignacio Barberena da fe que ese hecho es cierto, pero, hábilmente, pone en duda la autenticidad de la espada que dice él mismo tuvo en sus manos.
       De esto se deduce que fue la familia Alvarado quienes dieron nombre a la capital y al país de la futura república El Salvador y crearon el día de la batalla final,
6 de Agosto, fiesta en gloria del resultado de esta batalla que aniquiló gran parte de la población indígena y esclavizó al superviviente pueblo Pipil.
       
La mayoría de los cronistas eran frailes dominicos y franciscanos, llegados para "evangelizar" a los "paganos aborígenes". Pero si la palabra no les entraba por las buenas, les entraba a palos, torturas, o en la hoguera. Para esto España contaba con La Santa Inquisición, fundada por los "buenos reyes católicos". Esta sanguinaria Santa Inquisición era dominada por los frailes Dominicos, y su cabeza era el fraile Torquemada, un verdadero asesino. Para no caer en el error de generalizar cabe destacar que muchos frailes se oponían a esta salvaje manera de evangelizar, pero su lucha era infructuosa contra todo un sistema bien establecido que era apoyado y estimulado por reyes tan católicos y por la bula de un tan santo "Vicario de Cristo". La lucha de estos frailes se redujo a escribir los hechos que observaron, a plasmar la angustia y sufrimiento de esa nueva estirpe inferior mal llamada "india". Es así como subsisten numerosas crónicas de la época, algunas exageradas, otras minimizadas, otras encubridoras, apologistas, vindicativas... etc.
       Con relación a cuando se fundó San Salvador hay discrepancia no sólo en los historiadores nuestros, sino también en los cronistas de la época de la Conquista: existen las fechas de 1524,1525, 1528. En mi escuela primaria de los años 60s., era obligación saber que Diego de Holguín fue el primer alcalde de San Salvador, ¿pero cual de las dos? ¿La de Las Bermudas, o la del Valle de Las Hamacas?. Diego de Alvarado fundó San Salvador en el Valle de las Bermudas (nombre de una planta semejante a la grama común en el área) y nombró Alcalde a Holguín en Diciembre de 1524... esto según unos cronistas de la época... Pero su hermano Jorge de Alvarado fundó San Salvador en el Valle de Las Hamacas en 1542 (su actual estancia) según otros cronistas.
       Cabe destacar que los indios
Tlaxcaltecas y Méxicas que acompañaron a la familia Alvarado desde México como aliados suyos, decidieron quedarse y asentarse en la Cuzcatlán conquistada. Su asentamiento creció y llegó a ser la hoy ciudad de Mejicanos.
            ¿Cuándo y Dónde se Fundó San Salvador?
        El hecho es que entre 1525-1542 ya existía la Villa de San Salvador en las crónicas de la época, y para sus 50 años de fundación ya estaba plenamente en apogeo como esta carta escrita en 1576 por un "oidor" español que estuvo en la ciudad y que narra, de pasó, un terremoto que despobló la ciudad por esos días, haciendo honor al nombre del lugar que estaba asentada: El Valle de Las Hamacas:
      "junto al dicho lugar (Cuscatlán), esta la ciudad de San Salvador, es de buen temple y fértil tierra, está en altura de 13o y 36´. Cuando llegué a ella, casi estaba despoblada, porque un temblor grande, que hizo el segundo día de la Pascua del Espíritu Santo pasado, les derrocó y movió todas sus casas, que, aunque muchas eran fuertes e buenas, se cayeron e abrieron; fué el más espantoso que jamás se ha visto."
        Incluso la fecha de su real declaración de ciudad hay controversia, unos dicen fue en 1543, otros que en 1546.  Este es el texto de la Real Cédula de Carlos V en que otorga a la ciudad de San Salvador el título de ciudad:

       "Don Carlos, por la divina clemencia, Emperador siempre augusto, Rey de Alemania: Doña Juana su madre y el mismo don Carlos, por la misma gracia Reyes de Castilla, de León, de Aragón, de las dos Cicilias, de Jerusalem, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mayorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaen, de los Algarbes, de Algecira, de Gibraltar, de las islas Canarias, de las Indias, islas y tierra firme del Mar Océano: Condes de Flandes, e del Tirol- Por tanto: Somos informados que en la provincia de Cuscatlán, hay un Pueblo que llaman Villa de San Salvador, el cual diz que está en sitio y tierra fértil y abundansa, y hoy acude mucha gente Spañoles e Indios comarcanos y decat modo esto tenemos voluntad que dicho pueblo se ennoblesca y otros pobladores se animen a ir a vivir a él, y porque de hoy nos lo suplicaron por suxte al de Oliveros y Hernand Mendez de Soto Mayor, es nuestra merced y mandamos que agora e de aquí adelante se llame e intitule Cibdad e que goze de las preeminencias e inmunidades que puede y debe gozar por Cibdad y encargamos al Illmo. Príncipe don Felipe nuestro muy caro y muy amado nieto e hijo, e mandamos a los Infantes, Duques, Prelados, Marqueses, Condes, Ricos Omes, Maestros de las Ordenes Povres, Comendadores, y Sub-Comendadores, Alcaides de los Castillos y Casas fuertes y llanas, y a los de Nuestro Consejo, Presidentes e Oidores de nuestras audiencias e a los de nuestra casa e Corte Real Cancillería, Alcaldes e Alguaciles, veinte e cuatro Regidores, Caballeros, Escuderos, Oficiales e omes buenos de todas las Cibdades, villas y lugares asisi de estos mis Reinos e Señoríos como de las nuestras indias, Islas y tierra firme e Mar Océano, que guarden e cumplan e hagan guardar e cumplir, lo en esta nuestra cédula contenido, y contra el tenor y forma de ello no vayan ni pasen ni consientan ir ni pasar en manera alguna, so pena de la nuestra merced e de veinte mil maravedis para la nuestra Camara."

       
"Dado en la Cibdad de Guadalajara a los 27 días del mes de septiembre de l546."

       "Yo el Rey."


       
yo Juan de Camaras, secretario de sus Cesares y Catolicas Majestades, lo prevengo por mandato de su Alteza."

       El ingeniero, doctor, e historiador Santiago Barberena (de orígen guatemalteco) asegura haber tenido en sus manos oficiales transcripciones en donde la fecha correcta es 1543. Sin embargo, otros historiadores salvadoreños y la transcripción oficial gubernamental dan por hecho que fue 1546; si se me diera a escoger yo sigo al historiador e investigador y rechazo la versión oficial.
 
       ¿Pero Adónde se Localizó la Nueva Ciudad de San Salvador?

       Mi padre, mi más fidedigna fuente histórica, siempre sostuvo haber leído crónicas de la época que dicen fue a orillas del Río Acelhuate. La mayoría de las nuevas ciudades, después de la conquista y en toda América, buscaban fuentes acuíferas en sus planes de asentamientos humanos, ya sea a orillas de un lago o río; era vital que el abastecimiento de agua fuera lo más accesible y abundante posible. El río Acelhuate, en 1543, no era ni la sombra del torrente sucio y pestilente que hoy serpentea embovedado en el sótano de la moderna San Salvador. El cronista Juan López de Velasco escribió sobre el río Acelhuate en 1576:
       "En los arrabales de la ciudad, dicen, salen tres ojos muy grandes de agua caliente, muy buena e clara e sin ningún mal sabor, y que es sacándola se enfría y bebe; en su nacimiento es algo cálida aunque se puede sufrir, y como va corriendo, se va resfriando; no creo que en el mundo puede haber mejor disposición para baños que en las dichas fuentes".
       Parece que el río Acelhuate encantó a los extranjeros de hace 500 años, hoy los espanta por lo sucio y maloliente que, embovedándolo, los gobiernos pasados y actuales han sido negligentes en su cuido y tratan de taparle el ojo al macho sepultándolo.
       Del cerro de San Jacinto, lo que hoy se conoce como "el coro", nacen pequeños arroyuelos termales y otros brotan de lo que otrora fue "Lomas de Candelaria", estos confluyen para formar el río Acelhuate... y a eso creo se refiere el cronista.
       ¡Así la hoy cloaca de San Salvador fue, en 1543, su madre progenitora!.
       Pero el Historiador Barberena opina que San Salvador
"... desde un principio se ha de haber formado el plano de la ciudad, y el núcleo primitivo de ella a de haber correspondido a la situación de su centro en el precioso Parque Dueñas..." (hoy parque Libertad)
       
Y después de La Conquista extranjera... llega La Colonización extranjera...

Tamen

Sigue>>>>AMÉRICA ESPAÑOLA
Continúa.....LOS MESTIZOS
REGRESO ÍNDICE
GUANACOLOR
BLOG CUSCATLÁN
ROQUE DALTON GARCÍA
CUSCATLÁN ÍNDICE