Hincado el necio que rebeló un lío
pide alpiste nuez al gigante de luz,
parado más metros inclina la testuz
el carcelero cromo de turbio brillo...

UNA VIDA DESMIGRADA

DESMIGRADO

¡Extrañé mucho El Salvador
aquél día que crucé la frontera,
y qué juré recordar con honor
Mi Tierra y raíz donde naciera!


Salí un día con frikiado escozor,
jodido, de goma, y ahuevado;
de ribete ya era acomplejado
y crucé el Styx cual malhechor.
De cuclillas tras un arbusto,
rezando sin gracia ni gusto,
y bañado en helado sudor;

¡Extrañé mucho El Salvador!

Jodida llegué en primavera
cuando la city reluce hermosa,
su flor fresca y hoja verdosa,
me engañó como a cualquiera...
El calor me recordó San Miguel,
pero el beso de agua sin decibel
era lluvia muda que hizo maldijera

¡Aquél día que crucé la frontera!

Me creía un colibrí con pudor
porque yo había estudiado,
pero ilegal en inglés iletrado
terminé ingeniero sanitizador.
Traía el machismo de cachimbón,
y abrí cancha a patada y trompón,
pero nunca olvidé El Salvador

¡Y que juré recordar con honor!

Llegó el invierno, el frío y la nevadera,
y la salsa, las gangas y los dialectos,
decir el chingo de majes incorrecto,
y la Navidad sin cuetes e invernadera
me hicieron sentirme un libre preso,
y extrañé mi pulgarcito con aprecio
su vientoso verano y Navidad de primavera.

¡Mi Tierra y raíz donde naciera!

 

 

 

 

HADO DISCRIMINADO

En tu land, soy otra ave migratoria
que huyó del limbo que tu forjaste,
dejando un derruido nido en escoria
y mi ala llagada, buscó un embaste.
 
En mi tierra subyugada al sicofante
por vos impuesto, yace mi memoria,
mi luz de inocencia, mi alma infante,
y huérfano de cielo, huí a tu historia.
 
En tu sky, inhalé el azul estrafalario
de tu flatulento fandango de burdel,
mi color choqueó tu ojo atrabiliario
y viste mis alas cual uñas de lebrel.
 
En mi cielo, quedó el ciprés curativo,
el limonero oloroso, la nube nívea
y prístina. Marino viento combativo
era albo, rosa, o pardo, cual orquídea.
 
En tu street me diste alpiste de fábula
rarificaste mi instinto con tu sentina,
convirtiendo mi simpleza en rábula
y embarraste mi pluma en serpentina
 
En mi calle, conocí el saludo gemelo
que penetra y teje el manto de arpegio
que sisea mi vuelo y entona a su cielo
el orgullo sibilante del nombre regio.
 
En tu home, me diste el nido segregado
el nido más alto y más lejos del festín
temías esa sinceridad de mi sembrado
y me concebías cual un jurásico clarín.
 
En mi hogar disfrute el calor humano
que nunca más volveré a sentir, todavía
mi ardiente plumaje, lleva al escribano
que guía mis restos al mosaico de mi villa

MANSIÓN SINIESTRA

Muchas preguntas tío Juan ¿Porqué huí de la tiranía?
¿Cómo llegué a esta Siniestra Mansión?
¿Qué fue que me hizo huir de mi El Salvador que ardía?
¡Ay tío Juan! El chunche es casi canción:

De mi destruida casa salí humillado y frustrado
acabado y con temor;
entonces acobardado pensaba en ser masacrado
o señalado de malhechor.

Viví y ví la injusticia, la pobreza y la humillación
que se sufría en mi tierra;
fue el fraude y tiranía impuesta por esta rica Mansión
la que forzó esta guerra.

Con mis aspiraciones truncadas y mi vida frustrada
ya la esperanza era escasa,
fue así que resolví buscar en esta opulenta morada,
cuyo amo destruyó mi casa.

Tenía que buscar y recuperar lo que me fue robado:
¡Mi futuro!, ¡mi más caro anhelo!
Con fuerza moral luché el estigma de ser emigrado,
y al trabajo duro, y al hielo.

Un profano me dijo que rezar en mi lengua era vano
pues su dios no me entendía,
presto acepté el reto haciendo los libros mi hermano
y superé éso que me detenía.

Fui dicho que en esta casa hay oportunidad para todos,
que su amo trata a todos igual,
pero al color de mi piel le echaban inmundicia y lodo,
y me discriminaban por ilegal.

Es la comodidad y la vida fácil la panacea de esta Mansión,
la frivolidad y trivialidad su pasión;
han olvidado la moral llamando libertad a la depravación,
y drogas y sexo ¡su gran obsesión!

Qué si no me gusta ¿por qué vine a parar este lugar?
me dicen mis hermanos malinches...
Yo no vine por mi gusto, se me robó y vine a recuperar,
aunque no me guste el berrinche...

 
DORADOS CAMINOS
Son los caminos dorados
nuevos, calientes y fríos
como amanecer de estío
cual atardecer desolado...
 
El frío emaciado dormitaba
soñando luceros de arcilla,
vivía soñando que existía,
soñó viviendo que soñaba...
 
Su piel alzó una alborada
un divagar cómo un niño,
pues en las vías doradas
hay fulgor y hay cariño...
 
Por el sendero dorado
llegó el día, la esperanza,
con su vocerío cromado
suspirando en alabanza
pero vestía avergonzado...
 
Pintó el alba triste y velada
mientras la penumbra reía
vistiéndose en plata y aroma
cual bella torcaz paloma
mientras su sombra posaba
y mientras su alma dormía...
 
Era regocijo la confianza
cual inalterable mediodía,
espina de acacia su lejanía
y el barro su dulce danza.
 
Con rayos de la tarde llegó
rutilante el brío de estrellas,
ungiendo doradas huellas,
del camino que se marchó.
 
Por los caminos dorados
hoy yacen en postración
la huellas de una ilusión
y de un amar sin ser amado.

Tamen

Sigue........EMIGRADO II
Continúa>>>>>CONFESIONES
ÍNDICE TAMEN
MUSEO CIBERNÉTICO
A COLOR, BLANCO Y NEGRO ES HERMANDAD
BLANCO Y NEGRO
ESCRITORES PANAMERICANOS
BLOG CUSCATLÁN
CUSCATLÁN ÍNDICE