GUERRAS CRIOLLICIDAS

GENERAL FRANCISCO MORAZÁN

        Estableciendo una Patria para El Criollo...

        La nueva unión de 1824 trajo una sangrienta desunión que duró hasta 1840, y menoscabó la infalible influencia de la familia de León.
       Arce demoraba los cambios sociales que arrastraban las corrientes republicanas en Centroamérica, y Rodríguez hacía lo mismo en San Salvador. Algunos criollos y ricos comerciantes mestizos centroamericanos y capitalinos habían radicalizado sus ideas y amenazaban el liderazgo de ambos; esto como resultado, ha de haber obligado a los de León, instintivamente, a volverse conservadores en sus gestiones políticas. Dos tendencias resultaron entre los criollos que lideraron la independencia: Liberales y Conservadores. Y éstos, al igual que sus antepasados conquistadores, comenzaron a matarse entre sí, pero esta vez llevándose consigo millares de mestizos e indios
       En cuanto a la mayoría mestizo-indígena, seguía igual. Las diferencias visibles eran las minas y haciendas que ya no pertenecían a la corona española, ahora eran del criollo o peninsular. La independencia había liberado el comercio, pero los indios y mestizos seguían trabajando como esclavos en las campiñas con la resurgente industria del añil y labores domésticas en las ciudades. La nueva burocracia había dado empleo a mestizos con alguna instrucción escolar, pero se les pagaba un mísero salario; éstos no se entregaban de lleno, así la maquinaria administrativa era deficiente... aún hoy día se da la réplica casi exacta.
       La imprenta llegó en 1826 (166 años después que Guatemala) y el primer periódico editado fue el
"Semanario Político Mercantil". Y la curia, en especial los jesuitas, comienzan a fundar centros de enseñanzas; pero la educación seguía siendo negada a las mayorías, éstos nuevos centros fueron para evitar que los hijos de los criollos y ricos mestizos no tuvieran que ir "ultramar" a colegios extranjeros. Los puestos políticos y los medios económicos cayeron totalmente en manos de la minoría criolla que ya poseían 90 % de la mejor tierra...
       Yo entiendo que los criollos quizás eran los más capaces en la joven nación, pero no creo que todos los mestizos e indios hayan sido unos burros panza arriba; ha de haber habido también entre ellos gente educada o capaz suficiente, pero su ancestría los volvía inaceptables y se les discriminó... Los ambiciosos y egoístas criollos de 1825, como sus vástagos del siglo xx, no querían compartir del hueso.
       El quiebre de la frágil unión centroamericana comenzó en 1826 cuando Arce entró en pugna con los criollos liberales que dominaban Guatemala. Arce gestionó y pidió apoyo a las demás repúblicas contra el desafío de Guatemala, pero sólo Costa Rica y Nicaragua le respondieron. Manuel José Arce era tan económicamente pudiente que él mismo se financiaba las guerras que declaraba. Una sangrienta guerra civil que duró hasta 1829 siguió entre las cinco repúblicas hermanas. Entonces surgió un criollo nacido en Tegucigalpa, Honduras: el general Francisco Morazán, de tendencia liberalista y que derrocó al ya conservador -y en decadencia-
"padre de la patria" Manuel José Arce de León y Fagoaga. A la sazón Morazán tomó mando de tropas salvadoreñas y hondureñas, derrotando a las fuerzas que se oponían a la unión. La unión se mantuvo a sangre y fuego... y Morazán fue electo presidente de la Republica Federal en 1829.
       Manuel José Arce huyó a México, y con su propio dinero organizó dos intentonas frustradas por recuperar el poder; trás la disolución de la unión, regresó a San Salvador perdiendo como candidato en las elecciones de 1842.
       Frustrado, pero siempre ambicioso, Arce organizó una última y de nuevo fracasada sublevación que lo llevó otra vez al exilio en 1843. Por fin, regresó a San Salvador en 1845, y murió en 1847... La dinastía de León terminó con él, pero reemplazados por otras familias.
       José Matías Delgado de León murió en San Salvador en 1833, fungiendo como primer obispo de San Salvador.
       Francisco Morazán, que era masón, era también de tendencia liberal y fue el primero que abolió muchas leyes coloniales que habían sangrado la región. Como buen masón, su primer ataque fue contra la iglesia católica. Abolió las primicias (primera cosecha al clero) y los diezmos (10% del salario al clero), expropió bienes de la iglesia e hizo ley la absoluta libertad de cultos, legalizó el divorcio, confiscó conventos, monasterios y los convirtió en prisiones, y expulsó a los curas católicos que se oponían a sus lineamientos... llegó a ser amado por la gran mayoría de liberales criollos, y aún por mestizos e indios salvadoreños... Pero los criollos de Guatemala lo aborrecían y desafiaban, sus hermanos criollos hondureños lo rechazaban; además, Nicaragua y Costa Rica recelaban de él... y el clero, desde Guatemala, clamaba por venganza.
        En medio de las continuas guerras que dañaban la economía de la región, pues las guerras no se hacen gratis, el erario fiscal se malgastó. En toda guerra se necesitan muertos, pero la vida de un criollo era muy "preciosa" para malgastarla tanto, para eso estaban los mestizos e indios, en estas guerras se perdieron gran cantidad de vida mestiza e indígena. Y con estas guerras criollicidas de los 1820s, la estructura socio-política establecida comenzó a tambalear, por ende, la mayoría indígeno-mestizo, ya sufrida y empobrecida, comenzaron a sufrir extremas penurias, esencialmente en las provincias. Esto trajo, como consecuencia natural, la rebelión armada del indio nonualco Anastasio Aquino en 1832.

El Rey de los Nonualcos

        Anastasio Aquino era un indígena de las tribus pipiles de los Nonualcos que habitaban pueblos de San Vicente y La Paz. Muchos historiadores y articulistas de la época colonial, han tratado de mostrárnoslo como un "indio cuatrero, asesino, y despiadado" y los opuestos como "paladín y ejemplo de las luchas libertadoras de un pueblo".
       Aquino simplemente fue una aislada respuesta contra el dominio, esclavitud y explotación de los blancos por muchos siglos, sino hubiese sido él, otro lo hubiera hecho. La subyugación del alma y del cuerpo humano por humanos mismos tiene límites, y, además, la persecución innata de libertad sobrepasa cualquier barrera intelectual o moral. La población indígena de la época (35%) era última en la estratificación social. Aquino vio que la independencia sólo trajo a los suyos el seguir explotados en minas y haciendas, reclutados y masacrados en guerras criollas, y sin ninguna esperanza de mejoría en el horizonte.
         Esto ha de haber sacudido su mansedumbre, o "idiosincrasia india", pues seguido apeló a la rebelión a sus hermanos nonualcos, reclutando entre 2 mil a 5 mil hombres (varía entre los historiadores), atacó y tomó por asalto San Vicente. "Usaba lanzas de huiscoyol" cuenta Roque Dalton.
        Pero Aquino debe haber tenido conocimientos rudimentarios del uso del fusil y pistola, sabía como hacer una emboscaba, y su mayor ventaja fue el conocimiento perfecto del terreno en que luchaba.

        En San Vicente se fue a la iglesia El Pilar, quitó la corona al santo y se proclamó "Rey de los Nonualcos". Roque Dalton escribe que posteriormente, en Tepetitán, Aquino se autonombró "Comandante General de las Armas Libertadoras de Santiago Nonualco", e hizo una proclama donde prohibió los impuestos, especialmente al añil, -el principal cultivo indígena-, prohibió el uso de aguardiente, y cortó de tajo el reclutamiento forzoso.
        Las noticias llegaban tarde a San Salvador, estaba tan "lejos" San Vicente, la población se dio cuenta hasta cuando los hechos finalizaron, pero el gobierno supo mucho antes. El "presidente" era Mariano Prado, "jefe de estado", pero Morazán mandaba al ejército federal como presidente federal. -quizás este fue el antecedente que legó esa moda superviviente hasta nuestros días de nombrar un presidente títere- Mariano Prado mandó tropas para aplastar la rebelión... pero no fue fácil; cuenta Roque Dalton en su Monografía que "El gobierno salvadoreño envió sus tropas para aplastar esa oposición (era el año 1832 y estaba a la cabeza del gobierno local el Dr. Mariano Prado), pero Anastasio Aquino al frente de 3.000 hombres armados de lanzas de huiscoyol y con algunos cañones fabricados por ellos mismos derrotó dichas fuerzas en varias ocasiones sucesivas. El Dr. Prado depositó el poder en el vice-jefe, Joaquín San Martín. Aquino tomó las ciudades de Zacatecoluca y San Vicente".
        Aquino había indirectamente derrocado un jefe de estado, pero sin abastecimientos continuos y sin dinero no podía nunca ganar a las fuerzas regulares del mejor abastecido y entrenado ejército criollo. Fue derrotado en febrero de 1833. Siete meses duró la primera organizada rebelión indígena en Cuzcatlán. Aquino fue fusilado en San Vicente y miles de sus seguidores fueron exterminados.
       El salvador quedó sólo en la destruida unión centroamericana y se independizó en 1841. Morazán, reelecto en 1938, renuncia en 1940, y huye a Sur América amenazado por las fuerzas del presidente guatemalteco Rafael Carrera. Se decreta la república de El Salvador y, hasta 1865, es dominada por criollos lacayos de Rafael Carrera, quién quitaba y ponía jefes de estado; finalmente Carrera impuso al patriarca criollo de una rama progenitora de varias familias oligarcas del siglo xx: Francisco Dueñas.
       El Licenciado Francisco Dueñas (1811-1884) era co-fundador y líder del Partido Conservador y desde el 12 de Enero 1851 hasta el 1º de abril de 1871, fue electo presidente siete veces. Los historiadores de línea derechista, como se le llama hoy día al conservador de entonces, dicen en términos generales que
"las administraciones de Dueñas ejercieron extremos abusos de poder" ¿No todos los gobiernos lo hacen en distintos niveles?. La izquierda acusa a Dueñas de haber sido "nefasto para la prosperidad del pueblo". Por lo que el consenso dice que un prepotente e incapaz presidente gobernó el país por casi 20 años. Pero Dueñas tuvo un contrincante de su peso, aunque no de su abolengo: Gerardo Barrios.
       Casi todos los salvadoreños conocemos a Barrios, más que todo,
"por que introdujo el cultivo del café en escala industrial y fundó el ejército", también porque encabezó el ejército que en 1857, liberó Nicaragua del poder usurpado por el "presidente" de Nicaragua William Walker, un asalariado del banquero gringo Morgan. Todo esto nos dice la media nacional cuando se celebra su natalicio, muy poco se comenta sobre sus reformas como presidente. Hay una ciudad en San Miguel y un histórico parque capitalino que lleva su nombre. Gerardo Barrios fue presidente de 1859 a 1863, enemigo acérrimo de Francisco Dueñas. Roque Dalton dice que su gobierno fue "una administración liberal y progresista" agrega que efectuó varias reformas que mejoraron la seguridad, el comercio y la educación, pero no bien vista por los criollos; pero cuando separó la iglesia del estado irritó al clero, estos conspiraron con Rafael Carrera para derrocarlo. Carrera sitió San Salvador en 1863 hasta que Barrios dimitió y se marchó a Costa Rica... Carrera impuso por séptima vez a Francisco Dueñas quien inició una persecución y matanza de correligionarios de Barrios. En 1865 muere Rafael Carrera y Barrios creyó su oportunidad de regresar de Costa Rica para recuperar el poder, pero es detenido en Nicaragua y entregado a Dueñas quién lo fusiló en San Salvador en Agosto de 1865.
        

anigreen02_rotate_down.gif

TOMÁS "EL CUTO" REGALADO
       Dueñas fue derrocado en 1865 por el único "Mariscal de Campo" que ha tenido El Salvador: Santiago Gonzáles, de orígen guatemalteco. Llegaron años de calma, reformas, progreso, que trajeron estabilidad hasta que en 1885, el nuevo líder guatemalteco Justo Rufino Barrios instaló a Rafael Zaldivar presidente de El Salvador, entonces Rufino Barrios proclamó una nueva Unión de Centroamérica, y él se autonombró "Comandante Militar Supremo de Centroamérica".
        Inicialmente Zaldivar acogió entusiasta la idea, pero luego cambió de opinión y una nueva guerra criollicida estalló que envolvió después a las otras tres naciones. Rufino Barrios murió en 1886, en una batalla en territorio salvadoreño. Pero la guerra trajo anarquía a El Salvador. El general Francisco Menéndez asumió las riendas e impuso orden y organización, pero traicionado por Carlos Ezeta, su secretario, y su hermano Antonio Ezeta, fue depuesto en 1890. Menéndez sufrió un ataque al corazón y murió. Los hermanos Carlos y Antonio Ezeta a su vez fueron derrocados en una acción que históricamente se le llama "gesta de los 44", por los 44 miembros que la iniciaron.
       Los hermanos Ezeta trajeron reformas liberales que no gustaron a la oligarquía criolla; además, realizó ejecuciones sumarias que lo alienaron con las masas; finalmente, fueron derrocados en 1895 en un asalto al cuartel de Santa Ana, y con apoyo guatemalteco. Los 44 triunfaron y Rafael Gutiérrez asumió la presidencia.
       Casi todos los 44 miembros de esta "gesta" mafiosa fueron exitosos políticos, y  por supuesto llegaron a ser millonarios. Tan grande fue el prestigio y poder que ganaron entre la población. La administración de Gutiérrez (de los 44) firmó el efímero "Pacto de Amapala" que unía El Salvador, Honduras y Nicaragua con el nombre de "República Mayor de América Central" -la tercera intentona de unión, esta vez por las buenas. El compañero de "gesta" del mestizo Rafael Gutiérrez, y también miembro de los 44, Tomás Regalado, en connivencia con criollos anti-unionistas, derrocó a Gutiérrez tres años después, el 13 de Noviembre de 1898.
        El cuto se casó con la hija del ex presidente mariscal Santiago Gonzáles.
        La familia de Tomás Regalado fue otro tronco madre que ha dado tantas ramas de familias oligarcas en El Salvador. Le apodaban "el cuto" porque había perdido cuatro dedos de la mano izquierda, y algunos dicen él mismo se cortó para salvarse de un trapiche. El golpe de estado que realizó fue sangriento y temerario. Tenía tropas a su mandó que sublevó atacando el cuartel El Zapote. Los unionistas piden ayuda a Honduras y Nicaragua para salvar la unión.
          Tomás Regalado fue el primer caudillo impuesto, de los muchos, por la naciente oligarquía salvadoreña cuando sus intereses amenazados. Odiaba a Guatemala y en una reunión de líderes centroamericanos en Corinto, amenazó públicamente al representante guatemalteco con anexarse Puerto Barrios en Guatemala, y ésta, y los demás países, le declararon la guerra comenzando la última guerra criollicida del siglo XIX.
        En el plano nacional, Regalado terminó de abolir los ejidos comunales indígenas, o sea, lo único que les había quedado de los españoles. El robo de los ejidos fue una tarea comenzada por su predecesor Gutiérrez. Pero el cuto confiscó y vendió a precios ridículos las recién robadas tierras de los ejidos indígenas y tierras del gobierno a su familia y allegados.
        En San Salvador, por ejemplo, las fértiles tierras que conforman las zonas hoy conocidas como colonias Escalón y San Benito eran ejidos indígenas, el cuto Regalado se las robó y las cedió a miembros directos de su familia y familias afines. Esto hizo poderosa a su familia, la cual posteriormente se unió a través del matrimonio a la familia oligarca Dueñas y nació una nefasta clase explotadora en donde un grupúsculo se enriqueció, empobreciendo aún más a una mayoría del pueblo salvadoreño.
       No fue tonto pues reorganizó y armó bien al ejército para reprimir a sangre y fuego cualquier intento de derrocarlo. Permitió que familiares suyos, familias de los "44", ricos hacendados, y otras poderosas familias criollas, emparentadas o afines a la suya, se apoderaran del comercio internacional del café y de otras vitales importaciones, virtualmente cediendo el comercio exterior a una naciente oligarquía que comenzó a poner y quitar ministros a su antojo, en connivencia con los presidentes de turno.
        Entonces, en el siglo XX, alguien propuso (mi padre me asegura fue el licenciado Dagoberto Marroquín) que eran
"14 familias" las que dominaban la nación... ¡pero eran más de 100!... y así siguieron malversando del comercio exterior hasta 1979, cuando una sangrienta insurrección armada del pueblo, forzó el derrocamiento de su último militar pelele: General Carlos H. Romero, lo cual trajo el comercio exterior de regreso a potestad del estado... pero ya para entonces era demasiado tarde; el negocio del café comenzó a morir como fuente principal de divisas, ante el auge del lavado de dinero... y principalmente de las "remesas"... ¡El "welfare" de El Salvador!.
        El nuevo siglo XX llegaba con malos presagios para el pueblo salvadoreño...

Tamen

   
Sigue>>>>>LA PATRIA DEL CRIOLLO
Continúa.....20 de FEBRERO DE 1972
REGRESO ÍNDICE
BLOG CUSCATLÁN
MI PAÍS - MI PAÍS 2
CUSCATLÁN ÍNDICE