ALVARO MENÉN DESLEAL
1934-2000

        Nació en la ciudad de Santa Ana el 13 de Marzo de 1931 y falleció el 7 de Abril del 2000. Escribió: ¨Luz Negra¨ (drama), ¨La Ilustre Familia Androide¨ (Novela), El Extraño Habitante(Poemas), Júbilos Sencillos(Poemas), La Casa de Todo(Poemas), Teatro Inútil(Teatro), y La Llave y Otros Cuentos. Preparó una Antología de poetas nacidos en Santa Ana, o que le han cantado a ese departamento; su título: Santa Ana Diamantina. Dirijió el periódico televisado: Teleperiódico.
        Una amiga mía francesa, conocida del poeta, me lo describió de esta manera: "..... Don Alvaro Menéndez Leal había fallecido. Es una gran perdida. Muchas veces le regañé de querer llamarse "Menen Desleal", pués manejaba el cinismo y la ironía con un talento mayor ; y no solamente esas dos características. El era un ser sumamente sensible. Ya estoy leyendo sus cartas con mucha tristeza. El era un maestro, un gran artista que yo amé".
        En sus últimos años vivió en los Planes de Renderos, en las alturas de San Salvador, rodeado de libros, aire fresco y sin perder nunca su buen humor... tal cual tuve el honor de conocerlo el año de su muerte...

DAME LA MANO, ANTÍPODA
 
Dame la mano, Antípoda.
Tú, el hombre de ese lado;
yo el hombre de este lado.
Pudiente o proletario,
sencillo o complicado,
dame la mano.
 
Levanta la amarilla faz
del arrozal chino en que sudas tu pan diario;
deja la mina,
apaga tu incensario,
y en paz
dame la mano.
 
Que importe poco el mandatario,
el "leader", la creencia, y sé mi hermano,
Tu Buda, tu Sol, o tu Confucio
con mi Cristo
no son más que simbolismo
de un Dios Unico y Mismo.
 
Dame la mano, Antípoda...
Si acaso te desangras en suelo coreano,
arroja tu fusil, clausura la trinchera, y en paz,
tú, del Sur; o tú, del Norte,
dame la mano.
-Sin odios ni prejuicios tu mano de soldado
y mi mano ciudadana.
 
Yo sé que allá en la India
tus hijos mueren de hambre;
que en África del Sur los blancos son los dioses;
que el hule en Micronesia revienta los transportes,
y que el diamante ciega los ojos de los hombres.
¡Y cómo me obsesiona pensar que tú,
mi hermano,
bien puedes ser esclavo!
 
Dame la mano, Antípoda.
Por todo lo que somos
-por todo lo que callo-
dame la mano...

 anicircle09_green.gifanicircle09_green.gifanicircle09_green.gif

 

anicircle09_green.gifanicircle09_green.gif

 

 

anicircle09_green.gifanicircle09_green.gifanicircle09_green.gif

 

 

anicircle09_green.gifanicircle09_green.gif 

ROMANCE DE SAN ANDRÉS
 
Se ha cubierto el San Andrés
de un amarillo amarillo,
a luz de sol semejante
por lo encendido encendido.
A cada soplo del viento
de diciembre frío frío-
se le caen las campanas
al San Andrés Florecido.
 
Del árbol de San Andrés
Las flores se han ido ido,
navegando en la vereda
celeste de río río.
¡Campanas del San Andrés
del amarillo amarillo,
buscad luego un campanero
para alegrar el oído!
 
El árbol de San Andrés,
mientras camino camino,
me guía por las veredas
con su amarillo amarillo.
San Andrés de las Campanas
florecido florecido
aún lejos de la patria
no te eché nunca en olvido,
 
San Andrés de las campanas;
San Andrés verde-amarillo.
 
 
 
 

OÍDLO, ESTA ES MI VOZ
 
Oídlo: esta es mi voz y este es su acento
y es esta su más casta vestidura.
Esta mi voz que se fugó en el viento
de los fieles cristales de su altura.
 
Esta la voz que me inspiró el acento
para ser un Quijote en la aventura:
en su aliento prospera el sentitmiento
de que es cielo esta gris arquitectura.
 
Esta la que en mis júbilos sencillos
ha derribado todos sus castillos
para ver una nueva dimensión;
 
La que canta mis dichas y mis duelos
y os da, para alegrar vuestros desvelos,
el vino de mi rojo corazón,
 
 
 
 
 
PIEDRAS
A Rafael Hasbún
 
Me ha caído un pozo encima
y me apedrean los hijos de mis padres,
los hijos de otros padres, mi mujer,
mis amigos; -¡Hasta aquel!­
y mis hijos que no han nacido todavía.
 
Me ven cargando el pozo y no me ayudan.
¡Qué me van a ayudar
si lo que quieren
es poner otro pozo y otro pozo
y apedrearme, porque es mucho, dicen,
porque eso es demasiado
porque basta
y es hora de coger la piedra
y de lanzarla el primero, exclamando
hasta el fin, hasta el fin,
para que nunca,
por siempre,
y ya jamás!
 

ESTOY EN UN APURO

Estoy en un apuro, lo confieso.
Pronto voy a inaugurar un hijo inédito;
y aunque me halaga ver que a de afirmar mi varonía,
puesto no soy precisamente un Creso
y cobran la partera, el cura, y el médico
y hay que comprar pañales, medicinas,
leches pasteurizadas,
me muero porque llegue nunca el día.

Me ha dicho un compañero
recién metido en éstas cosas,
que los hijos nunca comen rosas
ni se alimentan de luna y de poesía
(esas tonteras que no tiene Creso).

Estoy curioso por ver cómo retrata Dios
mis gestos, mis rasgos...; más a un pie
de inaugurar el hijo inédito;
me encuentro en un apuro, y lo confieso.

 
 
 
 

TOMA Y DACA

El negocio es sencillo: toma y daca.
Aún me resta un poco que he de dar
a vosotros.
Después se rinden cuentas, es verdad,
 
El negocio es sencillo: toma y daca.
Seguidme quitando el corazón
a girones, a mordizcos, a empellones.
Después se rinden cuentas, ¿no?
 
El negocio es sencillo: toma... y daca.
Hambrientos de mi, sedientos de mi
inconsolables de mí, yo os digo:
la vida es siempre un toma y daca,
un dar y recibir...
Y yo ya di.

 ARCO IRIS

Hamaca de siete paños
en que se mece la brisa.

Listón que han puesto las nubes
colgando en la lejanía.

Banderola de señales;
semáforo sin esquinas.

Alada cuerda de seda
donde los pájaros brincan.

Alfabeto del color
con que se escriben los días.

Cartelón de propaganda
en que se anuncia anilina.

Viudo párpado del cielo
y divorciada pupila.

Iris, polícroma flor
sin aroma y sin espinas.

¡Siete lazos con que Dios
ata las Siete Cabritas!

LA VERDAD, ESO ES TODO

¡Vamos! ¡De nuevo no me acoséis,
no hagáis preguntas huecas
y mucho menos esa.
La intención inicial era un paseo,
y me quede a vivir.
Por un rato nomás, no para siempre.
Y me objetáis que miento,
que vine para ver si era posible,
sí, por fin, se revelaba
la oculta, luminosa sombra..
No. falseáis mi pensamiento;
nadie me convidó;
vine, sin quererlo casi;
vine porque sí,
y me gustó al principio.

Que quise abrir la puerta y giré su picaporte,
estando aquí
decís, pero no es cierto.
Pasab, eso es todo.
No quise ver adentro, ¿Para qué?
y es demás que sigáis.
Pasaba, eso es todo, y lo demuestro
pues tengo caduco el pasaporte
y me voy a marchar.
Eso es todo ¿Creéis?

Tamen
 
Sigue......MERCEDES DURAND
Continúa>>>>JOSÉ ROBERTO CEA
REGRESO CONTEMPORÁNEOS
POETAS AFICIONADOS
MUSEO CIBERNÉTICO
A COLOR, BLANCO Y NEGRO ES HERMANDAD
BLANCO Y NEGRO
RAÍCES LATINAS DE LA POESÍA
CUSCATLÁN ÍNDICE